Sidebar

18
Dom, Abr

Foto Gorka Bravo

Una poética vertical y envolvente

En un punto de fuga, la música de las corcheas, el ritmo de las palabras, la sintaxis de los movimientos de los cuerpos danzantes se funde en unas imágenes que se lanzan sobre el espacio acotado para ir creando una poética escénica que es a la vez envolvente y vertical. Funcional y romántica. Del amor a le voz que sale tras liberarse de un exilio acotado en lo intelectual, pero que rueda sobre una bicicleta que puede flotar, volar, atravesar inmensidades de olvido para convertirse en tronco donde los brotes de solidaridad y de belleza pueden crear un jardín que absorbe toda esa lluvia que no hace más que germinar el futuro, la esperanza, este hoy en que vivimos en donde el pasado sigue empujando hacia un territorio mucho más asimilable desde el raciocinio y la serenidad.

 

Espectáculo de una gran belleza formal, atravesado por ese rayo de luz que es el verso de Sarrionaindia, que encuentra una acompañamiento fraternal y doliente en las melodías de Iñaki Salvador y que se ordenan de una manera sutil y exquisita, entre las manos suaves de la dirección de Mireia Gabilondo y las coreografías hermosas, profundas de Jon Maya interpretadas de una manera subyugante por todo su equipo de danzantes que hacen de su cuerpo y sus piruetas un ejercicio de lucidez. Todo el envoltorio escenográfico, audiovisual ayuda a la magia y la transcendencia. No es un sueño, es una bendición de la sensibilidad y de las artes convertidas en jerarquía comunicativa. Un placer.

Carlos Gil Zamora

 

Obra: Hnuy Illa

A partir de poemas de Joseba Sarrionaindia

Dirección escénica: Mireia Gabilondo

Coreografía: Jon Maya

Intérpretes: Alain maya, Aritz Lopez, Ibon Huarte, Izar Aizpuru, Leire Otamendi, Nerea Vesga, Urko Mitxelena

Música: Iñaki Salvador

Producción: Kukai Dantza, Tanttaka Teatroa

Teatro Victoria Eugenia – 17-03-21 – dFERIA