Foro fugaz | Enrique Atonal

Festival Don Quijote de París (30 aniversario)

El final del otoño en París tiene el destello de la celebración del Festival Don Quijote, que con irresistible valentía año con año trae una muestra del teatro que se hace en España, cita indispensable para acercarse al teatro en español. 

Europa no es pródiga en intercambios teatrales. Las grandes capitales europeas se encierran en sus propias producciones, sus búsquedas logradas o no, en su idioma. Si el cine logra con dificultad traspasar fronteras al compás de los intereses de las distribuidoras, el teatro queda arrinconado en el cajón de producciones locales. De pronto son los directores de escena los que son invitados a dirigir compañías de otros países, pero las compañías viajan poco y viajan mal. 

Ante esta perspectiva es prodigiosa la labor y esfuerzo del grupo Zorongo que dirige Luis Jiménez para invitar a París a compañías teatrales españolas. Zorongo se encarga de traer a los grupos, de la logística de producción, de los programas, las traducciones de las obras, consigue los teatros, etc. Y el todo Por Hécuba como dice Hamlet de los actores, por amor al teatro en su dimensión escénica hispana. Así hemos visto en París compañías y obras memorables, no sólo de España, también de Portugal y América Latina. No las mencionaré, no es el objeto de este papel, mejor voy a ver con ustedes las tendencias de la 30  edición. 

Así que en este fin de año, del 2 al 15 de diciembre el festival va a llevarse a cabo, en su sitio histórico, El Café de la Danza, y también en el Instituto Cervantes de París, un espacio indispensable para un festival con ese nombre. Destaca en la programación el regreso a París del grupo La Zaranda con la obra  La batalla de los ausentes de Eusebio Calonge: en primer lugar porque se trata de uno de los grupos más consolidados de España, por calidad, talento y permanencia. Su director Paco de la Zaranda ha estado en París desde los inicios del festival en 1992, donde participó con la obra Vinagre de Jerez, y su apoyo al festival ha sido constante. En este final del 2021 volveremos a encontrarlo con esta producción de sugestivo nombre: La batalla de los ausentes

También se presentan versiones de dos clásicos de la literatura: Un Quijote solitario en versión marioneta que presenta Jaume Policarpo y un Lázaro de Roberto Hoyo, versión audaz del Lazarillo de Tormes. Como creación contemporánea contamos la obra que cierra el festival: Conservando Memoria de Izaskun Fernández y Julián Sáenz-López. 

La situación es difícil para el Festival Don Quijote que afronta esta edición después de haber anulado las presentaciones el año pasado, por efectos de la pandemia Covid 19. Una encomiable labor para seguir adelante ante condiciones adversas, difíciles, pero siempre con un ánimo quijotesco para que en París veamos las mejores obras de teatro en español. 

París noviembre 2021   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba