Estrenos

Los bailarines Iker Murillo y Vitali Safronkine emprenden una gira de despedida con Ainhoa Arteta y Aizpea Goenaga como invitadas

Interpretarán la obra ‘Hegalak’ con Josu Okiñena al piano

El bailarín pasaitarra Iker Murillo y el intérprete y coreógrafo ruso Vitali Safronkine se despedirán de los escenarios con una gira en la que interpretarán la obra ‘Hegalak‘, junto al pianista Josu Okiñena y con dos invitadas de excepción, la soprano Ainhoa Arteta, que cantará ‘Oñazez’ y ‘Nik badut maiteño bat’, ambas de Aita Donostia, y la actriz Aizpea Goenaga, que pondrá la voz en directo. El Teatro Victoria Eugenia de Donostia acogerá el estreno absoluto e inicio de la gira el sábado 21 de enero. Las entradas ya están a la venta.

Tristeza, orgullo, pasión y alegría se conjugan en este recorrido, que alternará momentos de interpretación pianística con escenas de fusión entre la danza y la música. Con el subtítulo de ‘Notas vascas para piano y danza’, ‘Hegalak‘ consta de doce temas musicales de autores guipuzcoanos de los siglos XVIII, XIX y XX, como Aita Donostia, Tomás Garbizu, Tomás Múgica, y navarros como Pascual Aldave y Emiliana de Zubeldia, entre otros. El broche de oro vendrá de la mano de ‘La valse’, del compositor vascofrancés Maurice Ravel. Cinco de estos temas han sido coregrafiados por Safronkine para ser interpretados por él mismo y por Murillo. Ambos llevan veinte años trabajando juntos y en 2017 fundaron en Pasaia la escuela Studio 24.

El pasaitarra Iker Murillo y el ruso afincado en Gipuzkoa Vitali Safronkine llevan gestando años este espectáculo. Junto a la música y la danza, el espectáculo se completará con imágenes rodadas en la costa de Gipuzkoa y Bizkaia, en Gorobel y el valle de Aiara (Araba) y en la sierra de Urbasa (Nafarroa); junto con textos escritos por Arantxa Díaz Urbieta que serán leídos por la actriz Aizpea Goenaga.

El título ‘Hegalak’ refleja una trayectoria vital en la que tuvieron que volar muy jóvenes lejos de su hogar para poder dedicarse en cuerpo y alma a la danza y que resume en cuatro sentimientos: «Tristeza, orgullo, pasión y alegría».

Tras la gira por los escenarios de Euskadi, no descartan extender las actuaciones a los escenarios internacionales. De hecho, ya tienen cerrada una fecha en julio en Quebec.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba