Entrevistas

Lucía Astigarraga: «No me interesa la reproducción literal de la vida, lo único que importa en escena es la verdad»

Dirige en el Teatro Arriaga la ópera en euskera ‘Saturraran’, creada por Juan Carlos Pérez sobre una historia de Kirmen Uribe

Tras estrenar ‘La Bohème‘ en Luzerner Theater (Suiza) y ‘Carmen‘ en Theater Aachen (Alemania), la getxotarra Lucía Astigarraga remata un productivo curso con la dirección de escena de la ópera en euskera ‘Saturraran‘, una obra de nueva creación que cierra la temporada del Teatro Arriaga de Bilbao el 20 y 22 de junio. Con música de Juan Carlos Pérez, líder del histórico grupo de pop-rock Itoiz, y con libreto de Kirmen Uribe, esta producción del Arriaga cuenta con dirección musical de Jon Malaxetxebarria, al frente de la Bilbao Orkestra Sinfonikoa (BOS) y la Sociedad Coral de Bilbao y las voces de Elías Arranz, Andrea Jiménez, Marifé Nogales, José Manuel Díaz, Botond Ódor, Aitor Garitano, Itxaro Mentxaka e Iñigo Fernández.

¿Qué tipo de espectáculo se van a encontrar los espectadores que vayan a ver Saturaran?

    Va a ser un espectáculo sugerente, emotivo, de atmósfera trágica, pero que va a contener pinceladas cómicas y a sacar sonrisas. Queremos que refleje la belleza universal de Saturraran y que ello contraste con recuerdos personales de quienes conocen los pueblos pesqueros en la década de los 80. Vamos a contar una historia real de amor entre dos mujeres que se rebelan contra lo establecido. Para algunas generaciones fueron años duros de drogas y desesperanza. Para otros, tiempos de bonanza y de grandes beneficios gracias a la mar. En cualquier caso, épocas convulsas que están perfectamente reflejadas en el libreto y la música de la que parto.

    ¿De dónde parte el proyecto?

      Juan Carlos Pérez lleva varios años trabajando en la composición de la pieza a partir de un libreto de Kirmen Uribe, y antes ya pasó su tiempo con la idea en la cabeza, hasta madurarla. Yo entré a formar parte del proyecto a finales de 2022 y ahí empezaron mis visitas a la zona de Saturraran. Me quedé fascinada, fui con amigos inicialmente a sacar fotos para intentar capturar su esencia y familiarizarme con su entorno. Es un sitio cautivador, cálido y hospitalario. He podido hablar con la gente que vivió lo que narra literalmente el libreto. El proceso de documentación ha sido estremecedor y apasionante.

      ¿Qué temas toca el libreto?

      Se trata de forma onírica la situación social y familiar de una chica joven en Ondarroa. Se cuenta la pérdida de la madre, el padre ausente por el trabajo en la mar, el control asfixiante de la religión, la tentación de las drogas, la homosexualidad, la presión del juicio ajeno en el pueblo…y por encima de todo, la libertad y el amor en circunstancias insoportables.

      ¿Cómo es la música compuesta por JC Pérez?

        Cuando recibí el material de Saturraran busqué inconscientemente categorizar la partitura. Parecía música contemporánea alemana del siglo XX, de los años 60 y 70, como Henze, o incluso más antigua, recordando a Alban Berg. Entonces, me di cuenta de que estaba considerando únicamente la perspectiva musical, lo cual parecía lógico, pero esto es una ópera, donde el texto juega un papel crucial. Fue entonces cuando me vino a la mente Mussorgsky, conocido por su dominio del lenguaje ruso en la música; él abordaba la composición desde la perspectiva del lenguaje hablado, creando música en torno a él. Esto es lo que percibí en la obra de Juan Carlos Pérez: que buscaba capturar la esencia del euskera y hacer que fluya guiado por el ritmo natural del lenguaje.

        boceto saturraran artezblai

        Una ópera de nueva creación, en euskera… Parece un gran reto, ¿no?

          Como cualquier world premier, es un reto inmenso llegar al día del estreno. Son muchos artistas implicados y mucho tiempo desde la primera semilla hasta ver el fruto. Cada uno ha debido colocar su grano de arena para hacer llegar al público un espectáculo de máxima calidad.

          ¿Cómo es el montaje a nivel formal y estético?

            Destaca lo atmosférico, lo onírico, y la belleza de lo sencillo. Tiene una estética bastante abstracta, pero tenemos la certeza de mostrar lo suficiente para que el espectador entre en situación. No me interesa la reproducción literal de la vida. No es necesaria para contar verdad. Para mí, lo único fundamental en escena es eso: la verdad. Todo debe de nacer desde la honestidad. Además, es una propuesta que ha tenido mucho en cuenta la sostenibilidad, el reciclado y la reutilización de los materiales, factores que deben ser fundamentales en las industrias culturales y que en el Teatro Arriaga, por mi experiencia previa, sé que son valores intrínsecos a la casa.

            Mostrar más

            Deja una respuesta

            Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

            Botón volver arriba