Sidebar

17
Lun, Jun

Y no es coña | Carlos Gil

El sistema venezolano es una magnífica idea que ha dado unos resultados que no pueden considerarse de otra manera como esplendorosos. Se trata de impartir clases de música a los niños y niñas en los lugares más depauperados de las ciudades, de los pueblos, para darles, en primera instancia, una salida diferente a su ambiente tóxico, desmembrado. Es decir, niños y niñas que, en vez de estar en su casa, en la calle, con todas las posibilidades de descarrilar frente a la violencia y la droga, frente a un televisor, pasan horas aprendiendo solfeo, a tocar un instrumento y a formar parte de orquestas locales, para ir creciendo en su formación musical. 

De estas experiencias que llevan más de treinta años funcionando, han salido grandes solistas y uno de los directores de orquesta actualmente más reconocido, Gustavo Dudamel, y que nunca olvida sus orígenes y a sus músicos salidos de esa metodológica que funde varios valores: poner en contacto a niños y niñas con un arte, con una forma de expresión, y hacerlo de manera sistemática y pensada para desarrollar una formación musical total, que no solamente puede dar músicos excelentes, sino que contamina a la sociedad interesando a los familiares de esos niños en la música, clásica, popular, coral, lo que siempre es una manera de socializarse y de prosperar.

Estamos hablando del Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, que fue fundado por el economista y músico José Antonio Abreu, y escucharlo defender esa posibilidad que tiene cobertura estatal, es comprender que todo es posible si existe un buen proyecto, una dedicación, una constancia y un equipo técnico que lo vaya implementando, con ayudas públicas o no. La decisión de ese grupo fundacional es lo que cuenta. La colaboración de profesores y centros para conseguir esa complicidad que lo hace imparable. Y la demostración que casi todos los seres humanos tenemos posibilidades de desarrollar nuestras posibilidades como artistas, siempre que se nos enseñe cómo.

Y aquí es donde yo, insisto una vez más, veo la necesidad de hacer algo similar a este Sistema, pero dedicado a las Artes Escénicas. Yo diría para empezar que se necesita menos infraestructura, no existe mejor instrumento que el cuerpo de cada actor o actriz, se puede desarrollar en salas pequeñas o grandes, y es un arte que ayuda a la formación como personas de los niños y niñas, y después, si se establece un programa bien pensado, se pueden hacer un Sistema de Compañías de Teatro y Danza de todas las categorías. Y el paso a los estudios superiores y a la profesionalización vendría en un viaje muy bien consolidado en donde la acumulación de formación y práctica nos llevaría a mejorar todo el sistema productivo.

Una salvedad, no se trata de improvisar algo, de hacer cursillos, de poner monitores sin formación en las escuelas, de llevar espectáculos infantiles ya hechos, con un criterio no didáctico, sino de crear un Sistema con mirada al futuro. Y se puede empezar por los barrios más desfavorecidos, como una aplicación de integración, pero se debería tener la posibilidad de que en unos pocos años fuera algo extendido por todos los territorios, en todos los idiomas, pero con una idea didáctica y de desarrollo bien estructurada y flexible.

Haría falta contar con un José Antonio Abreu que catalizara el proyecto, que tuviera credibilidad ante la sociedad y las administraciones y que se creara un grupo de trabajo solvente para hacer un programa adecuado a nuestras circunstancias, cultura, pero con ambición, con toda la ambición posible, la de hacer del teatro y la danza algo cotidiano, cercano a la inmensa mayoría de la población. Poner el teatro y la música en los medios de comunicación como algo obligado de informar por la importancia social que conlleva. Toda la Música, no solamente la comercial. Todo el Teatro y Danza, no solamente la que las figuras de cartel. Y así, en unas décadas, seríamos el orgullo de Europa y del Mundo. 

¿Cuándo empezamos a pensar en esto de manera seria y sistematizada?

Yo me apunto.

Nuevo número de la revista ARTEZ


Visita nuestra librería online

Todos los libros de la editorial artezblai

NOVEDADES EDITORIALES

Los cinco continentes del Teratro

Querido lector, quisiera contarte aquí cómo nació la idea de este libro porque el origen, como sabes, es al mismo tiempo, el inicio y el fundamento. A fines del siglo pasado, estábamos sorprendidos de que nuestro libro El arte secreto del actor. Diccionario de antropología teatral –publicado por primera vez en 1983– continuara siendo editado y traducido en diferentes idiomas. Probablemente resultó eficaz su fórmula simple en la que textos e imágenes tienen la misma importancia, y uno constantemente remite al otro; las ilustraciones se volvían protagonistas para sostener un nuevo campo de estudios, la antropología teatral ideada por Eugenio. Si como estudioso del teatro yo había colaborado con la antropología teatral, ahora le pedía a Eugenio su participación en la vertiente de la Historia, con un libro que imaginábamos como un complemento del precedente. Aun teniendo que decidir toda la organización del libro, me respondió que era una buena idea y me propuso que los argumentos giraran en torno a las técnicas, nunca lo suficientemente estudiadas, de los actores.
Precio : Próximamente

Puntos de vista

Es un privilegio el poder dar a conocer el trabajo que desde finales de los años 60 Suzanne Osten ha desarrollado tanto en Suecia como en el resto del mundo, a través de presentaciones, giras, conferencias y workshops. El alcance de la obra de Suzanne se se debiera condensar en unas pocas palabras toda su obra hablaría de: riesgo, compromiso, comunicación, lucha y una inalterable apuesta por los olvidados dentro de los olvidados: los niños. Y junto a ellos los jóvenes. Es a ellos a los que Suzanne ha dedicado una enorme parte de su actividad creadora.
Precio : Próximamente

Poética del drama moderno

El objeto de esta obra es el de definir el nuevo paradigma de la forma dramática que aparece hacia 1880 y que continúa hasta hoy en las dramaturgias contemporáneas. Se tiende así un puente entre las primeras obras de la modernidad en el teatro como las de Ibsen, Strindberg o Chejov, y las más recientes, ya se trate de las obras de Heiner Müller, Bernard-Marie Koltès o Jon Fosse. Jean-Pierre Sarrazac desvela la dimensión rapsódica del drama moderna: una forma abierta, profundamente heterogénea, en la que los modos dramático, épico y lírico, e incluso argumentativo (el diálogo filosófico que contamina al diálogo dramático), no dejan de ensamblarse o de solaparse. Lejos de compartir las ideas de “decadencia” (Luckàcs), de obsolescencia (Lehmann) o de la muerte del drama (Adorno), Poética del drama moderno dibuja contornos, siempre en movimiento, de una forma la más libre posible, pero que no es la ausencia de forma.
Precio : Próximamente

La zanja

¿En qué momento compartimos el viaje que nos hizo ser tan iguales? ¿Cómo reprocharnos y atraernos tanto? La respuesta está en el tiempo pasado, en nuestros ancestros, en el recuerdo común que permaneció oculto. Porque en definitiva, hemos heredado las acciones de unos hombres sobre otros y las influencias sobre el colectivo. La Zanja refleja el encuentro entre dos mundos, ese ciclo infinito que se repetirá una y otra vez. Es un trabajo exhaustivo de creación, surgido de la documentación de las crónicas de la época y nuestros viajes al Perú actual.
Precio : 10€

Pasarela Senegal

En enero de 2007 el diseñador Antonio Miró presentó en la Pasarela de Barcelona un desfile no exento de polémica con ocho inmigrantes sin papeles y una escenografía con una patera y cajas. De tal acontecimiento le surge la idea de la obra a López Llera, quien, a raíz del suceso siente la necesidad de reflexionar sobre el papel del artista en la sociedad del espectáculo2, sobre la validez y efectividad de las denuncias sociales a través del arte y sobre el sentido de su propia escritura. La pieza constituye una magnífica denuncia dramática de la banalización de la cultura y del espectáculo.
Precio : 10€

Hacia una poética del arte como vehículo de Jerzy Grotowski

La reinvención de Pere Sais ondea en el título de la obra: Hacia una poética del arte como vehículo. Grotowski, como se sabe, imaginaba que la “cadena” de las performing arts podía mantenerse tensa entre dos extremos: el arte como presentación por una parte y el arte como vehículo en el extremo opuesto. Al hablar de poética del arte como vehículo se realiza un salto epistemológico.
Precio : 24€