Velaí! Voici!

El Premi Born es más que un premio

Volvemos a Ciutadella de Menorca para celebrar el XLVIII Premi Born de Teatre 2023, que impulsa el Cercle Artístic de dicha ciudad. Allí, el viernes 20 de octubre, Carlos Gil y yo presentamos las ediciones de la obra ganadora del año pasado, ‘El gos’ de Lluïsa Cunillé Salgado. Mi colega y amigo Carlos Gil presentó la traducción al castellano, ‘El perro’, realizada por la propia dramaturga, y la traducción al euskera, ‘Txakurra’, realizada por Aizpea Goenaga, ambas publicadas por Artezblai. Yo presenté la traducción al gallego, ‘O can’, publicada en el volumen 4 de la colección de dramaturgia contemporánea de erregueté. Además de comentar brevemente algunas de las particularidades del texto de Cunillé, que parece una ficción alegórica sobre el sentido de la vida, sobre la soledad y, por supuesto, sobre la educación como base de la construcción del ser humano y de sus aspiraciones y formas de vida, quería leer en gallego, para las personas que nos acompañaron en la Sala Jeroni Marquès del Cercle Artístic, el inicio del texto. Una especie de ritual profano de bautismo de la pieza de Lluïsa Cunillé Salgado en la lengua de su madre gallega.

Fue con Esperança Pons, como presidenta del Cercle Artístic, con quien las piezas premiadas, a partir de 2006, con ‘Origami’ de Carlos Be, comenzaron a publicarse en los cuatro idiomas oficiales del Estado español. Uno de los impulsores de esta iniciativa fue nuestro amigo Pepe Henríquez, al que tanto echamos de menos, y que en su momento era redactor jefe de la revista ‘Primer Acto’, donde se publicaban las obras ganadoras del Born de Teatre, en versión original, si el texto ganador estaba en lengua castellana, o en su traducción al castellano, en el caso de que el texto ganador original fuera en catalán. Al Premi Born de Teatre se pueden presentar textos en catalán o castellano. Entonces, Henríquez debió pensar que tan prestigioso premio merecía ampliarse, publicándose el texto ganador en los cuatro idiomas oficiales, por los años de convocatoria, por el esmero que pone la organización, por la nómina de las personas que integran su palmarés, con nombres fundamentales de la dramaturgia contemporánea, por la cantidad de ejemplares presentados desde distintas latitudes del planeta, en este año 2023, por ejemplo, se recibieron 245 textos de 23 países diferentes, y, claro está, por su dotación económica, en aquel momento era de veinte mil euros, frente a los catorce mil a los que tuvo que reducirse a partir de la crisis económica.

La cultura siempre abre caminos que la política, muchas veces, no es capaz de abrir.
Tras la presentación de los cuatro libros: ‘El gos’ de Arola Editors, ‘Txakurra’ de Artezblai, ‘O can’ de erregueté y ‘El Perro’ de Artezblai, y las palabras de presentación y bienvenida de las nuevas secretarias del Premi Born, Rosa Gornés Gomis y Roser García , la ex presidenta del Cercle Artístic, la amiga Esperança Pons, nos ofreció un homenaje a Joan López Casasnovas, una de las personas que formaron parte del Cercle Artístic, que había participado como miembro del jurado del Premi Born en diferentes años y que siempre acudía a todos los eventos del Premi. Nosotros también lo extrañamos mucho, desde el pasado año 2022, cuando ya no lo encontramos.

Joan López Casasnovas era una de esas personas sabias, que se acercaban a saludar y hablar con uno y cuya conversación yo siempre disfrutaba. Una persona sin poses, culta y sensible, buen conversador, con fuertes convicciones políticas, pero con una actitud abierta, respetuosa, amable e incluso tierna.

En el acto de este viernes 20 de octubre, Anna Mesquida Moll impartió una conferencia sobre Joan, basada en su Trabajo Fin de Grado en Filología Catalana, realizado en la Universitat de les Illes Balears. Escuchándola me di cuenta de que Joan había sido Consejero de Cultura del Govern de les Illes Balears y también poeta, con una obra en la que el paisaje humano se fusiona y se nutre del paisaje natural de las islas y, en concreto, de Menorca. Sabía que Joan había sido profesor y que había hecho una intensa labor a favor de la normalización de la lengua catalana, pero no conocía esos otros aspectos con los que he podido entender su rica personalidad.

Ya el sábado 21 de octubre supimos que el jurado de la 48ª edición del Premi Born de Teatre 2023, compuesto por Empar Canet, actriz de teatro, cine y televisión; Josep Ramon Cerdà, dramaturgo, director teatral, gestor cultural y profesor de lengua y literatura; Laurent Gallardo, profesor de estudios hispánicos y catalanes de la Universidad de los Alpes de Grenoble; Laura Pons, actriz de teatro, cine y televisión; y Jaume Gomila, filólogo, docente y gestor cultural, licenciado en Música y Teatro y posgrado en estudios literarios por la Universidad de Barcelona, otorgaron por unanimidad el premio a la obra titulada ‘Y que nunca he llorado’ de Miguel Ángel González González (Madrid, 1982).
Miguel Ángel acudió acompañado de su hija Daniela, de seis años, a recoger el premio, al igual que, como me dijeron asombrados algunos miembros del jurado, el protagonista de su pieza, que gana un premio y va a recogerlo acompañado de su hija pequeña, quien será quien nos cuente la historia de aquel padre escritor, que no supo o no pudo afrontar el binomio éxito y fracaso.

En el acta, leída por Laurent Gallardo, se constata: «la gran sensibilidad con la que reflexiona sobre la imposibilidad de escribir, el dominio del juego entre realidad y ficción, la teatralidad minimalista gracias a la cual logra transmutar el fracaso del creador en un acto de escritura profundo que celebra la fragilidad humana de la literatura, entre otros aspectos que demuestran la calidad, eficacia y contundencia del texto.»

Miguel Ángel, en la entrega de premios, en el Teatre des Born, pronunció un discurso distendido y alegre, en el que se podía percibir a un escritor feliz con la obra que había presentado al Premio, después de haber enviado otras y bromear diciendo que ya tenía una larga trayectoria como perdedor del Premi Born de Teatre y que, por tanto, ahora disfrutaba mucho más de lo que le estaba pasando.

Desde la “llotga”, el balcón, Daniela aplaudió con mucha alegría a su padre, quien desde el escenario nos contó que había estado ensayando el discurso con su hija, y que ella le había escrito en un cuaderno las tres partes de las que debía constar para que no se pierdiese. El público, al salir, los que pasaban por el costado de nuestro balcón número 5 del primer piso del teatro, miraban a Daniela, que llevaba un bolígrafo con brillantina multicolor en forma de sirena, y yo decía al público: ella es quien le escribió el discurso al ganador, tiene incluso el bolígrafo aquí, y toda la gente felicitaba a la niña. Y lo pasamos bien.

Esa misma noche, en el Teatre des Born, asistimos al estreno de ‘El gos’ de Lluïsa Cunillé Salgado, en la producción de Amici Miei, dirigida por Albert Arribas (también prologuista de la obra en las cuatro ediciones), e interpretada por Albert Prat y Albert Pérez. Los tres Alberts nos ofrecieron una puesta en escena muy inteligente y eficaz, porque no sigue un estilo dramático realista, sino que juega teatralmente con el texto de Cunillé, de tal manera que, a pesar del posible realismo de la primera parte: » Kérberos (Primera variación)», en el diálogo entre el HOMBRE y el JOVEN, en la segunda parte: «Orthós (Segunda variación)», con la voz del perro contándonos su odisea, no podía funcionar desde las convenciones del teatro dramático realista.

La puesta en escena mantuvo la atención del público durante toda la hora y cuarto que duró, se notaba como todos mantenían la vista fija en el escenario. El espectáculo mantiene el misterio que late en el propio texto y nos hace sentir que allí sucede algo más de lo que se dice y de lo que se ve.

Curiosamente en ‘El gos’ también se asoma la cuestión del fracaso, como las orejas o el hocico de un lobo, algo que también acontece con el texto ganador de este año, según los comentarios sobre ‘Y que nunca he llorado’ de Miguel Ángel González González,
Así pues, el Premi Born de Teatre es más que un premio, es todo un mundo.

P.S. – Otros artículos relacionados:

“El tiempo, Cunillé y el perro”, publicado el 24 de octubre de 2022.

“Homenaje a Pepe Henríquez desde el Premi Born”, publicado el 30 de octubre de 2015.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba