En cartel

Sara Beer encarna a un Ricardo III desde la perspectiva de la discapacidad

‘Richard III Redux OR Sara Beer [IS/NOT] Richard III’ se representa en el Teatro de la Comedia hasta el 12 de junio

La compañía internacional The Llanarth Group desembarca en el Teatro de la Comedia, sede de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, entre el 8 y el 12 de junio con ‘Richard III Redux OR Sara Beer [IS/NOT] Richard III‘, un montaje escrito y dirigido por Kaite O’Reilly y Phillip Zarrilli que, estrenado en 2018, fue finalista al año siguiente del prestigioso galardón británico The James Tait Black Prizes.

La obra es una reflexión sobre la problemática de Shakespeare en cuanto a la representación de la diferencia física. En palabras de Kaite O’Reilly, autora y directora del montaje, «la producción es una respuesta contemporánea a la creación de Shakespeare de Ricardo III desde la perspectiva de la discapacidad. Esto significa que todos los que participan en la producción se identifican como discapacitados y ven que es la sociedad y sus barreras físicas las que discapacitan, no el cuerpo».

Sara Beer, una actriz con discapacidad, se enfrenta a los intérpretes anteriores (no discapacitados) del personaje de Ricardo III de Shakespeare. Kaite O’Reilly explica que «nuestra pieza interroga, satiriza y subvierte la actitud de Shakespeare hacia la diferencia física a través de una historia contemporánea paralela: una falsa autobiografía de la intérprete Sara Beer, que tenía la misma forma de escoliosis. A través de referencias irreverentes, desmenuzamos la construcción del estereotipo del «cuerpo retorcido, mente retorcida» de Ricardo III como encarnación del mal. Y lo hacemos con risas y momentos de juego y absurdo».

Sara Beer se toma con mucho sentido del humor las interpretaciones que grandes actores de la escena universal han hecho de Ricardo III, simulando diferentes discapacidades y malformaciones óseas. Afirma: «Quiero interpretar a Ricardo III porque tiene la misma discapacidad que el Ricardo histórico y estoy harta de ver a actores no discapacitados interpretando el papel y enfatizando su discapacidad. ¿Por qué los personajes discapacitados, como el Ricardo de Shakespeare, suelen ser representados como malvados?»

De la misma opinión es Kaite O’Reilly quien considera que «con esta pieza, hacemos referencia a los extremos, a menudo absurdos, con los que los actores famosos crearon sus «deformidades»; nos preguntamos qué es actuar y por qué este «convertirse» en otro hace que Ricardo III sea un reto tan irresistible para los actores no discapacitados. Sara tiene el mismo físico que el Ricardo histórico. Se cuestiona su derecho, su idoneidad y su permiso para asumir este papel, para el que por derecho sería ideal, pero que históricamente le ha sido negado».

En el espectáculo Sara Beer es la única intérprete sobre el escenario, aunque se proyecta un vídeo que nos muestra al coautor y codirector del montaje, el difunto Phillip Zarrilli. También participa el cineasta Paul Whittaker, responsable de la cámara en directo.

Como única intérprete, Sara Beer encarna varios personajes en el montaje: una aspirante a actriz con escoliosis que cuenta historias sobre cómo creció con su abuela, a la sombra de Ricardo III en la zona rural del oeste de Gales; un célebre actor del «tesoro nacional» que explora la actuación y cómo podría abordar el papel, si se le diera la oportunidad y, por último, un actor serio de Shakespeare. «Interpreto a diferentes personajes en la obra. El principal es el de una mujer galesa que quería ser actriz, pero que se encontró con obstáculos por ser discapacitada. Parte de su historia es autobiográfica, pero no toda. Le gusta contar historias y es bastante divertida», asegura Sara Beer.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba