Sidebar

19
Mié, Jun

Sud Aca Opina | Patricio Sancha

Se movió. El único peatón que fue capaz de hacer una pausa en el frenético andar de la ciudad, le puso unas monedas al frente y se movió, la estatua se movió. No dejó de sorprenderme que esa estatua humana parada estática sobre una base de madera y cartón simulando mármol, se moviera estimulada por el sonido metálico de un par de monedas. ¿Y después de todo por qué tan sorprendido si por el precio adecuado todo se puede comprar? Hasta las estatuas se mueven. Hoy en día todo se compra porque todo está en venta. ¿Cuál será el precio a pagar para que las artes escénicas se muevan del espacio de confort que les brinda una sala de teatro técnicamente pensada para efectuar representaciones y se aventuren en la conquista de los múltiples espacios por descubrir, repletos de vivencias que ofrecen nuestras ciudades? De los cinco barcos que conformaban la expedición de Hernando de Magallanes, los dos de menor envergadura eran los encargados de explorar, otros dos eran naves de guerra y un quinto usado como taller de reparaciones varias. Mientras las naves del teatro tradicional de manera homogenea navegando seguras por los espacios escénicos consolidados, lo que les hará falta en su rol ineludible de descubrimiento, es arriesgar esas naves exploradoras que se aventuren en viajes de ida y vuelta para encontrar nuevas rutas, eso sí, sin tener la certeza absoluta de encontrarlos al primer intento o después de cuantos intentos fallidos puedan obtener un logro positivo. Esa expedición de aventureros que pretendía abrir nuevas rutas, descubrió mucho más que eso pero tuvo que pagar un alto precio por su osadía pionera. Después de tres años de navegación incierta, de los dos cientos treinta y cuatro hombres que comenzaron el viaje, solo ocho regresaron al puerto de partida. Incluso Magallanes fue muerto en Filipinas sin completar el viaje pero su nombre pasó a ser inmortal. Durante toda la historia de la humanidad la aventura del descubrir ha cobrado muchas víctimas y dado que el arte es un descubrir continuo, por lo arriesgado que significa todo acto creativo, seguirán existiendo víctimas, aunque tambien inmortales. Sin embargo confío en que la osadía de los verdaderos artistas contemporáneos y no la de aquellos que solo utilizan ese apelativo como una etiqueta de figuración para ser invitados a estrenos e inauguraciones regadas de alcohol complaciente, sea mayor que su temor al fracaso y se aventuren en la exploración de los múltiples espacios escénicos que ofrece la vida y por supuesto cualquier ciudad del mundo. Están ahí. Solo necesitan ser explorados para quizás, concebir en el derrotero, nuevas formas de hacer arte que incluso podrían llegar a ser diametralmente opuestas a las pensadas al inicio de la aventura. Repetir las viejas fórmulas ya tantas veces probadas, podría asegurar un éxito relativo pero no duradero ya que será muy parecido a lo que alguien hizo antes. Solo los primeros son recordados por su osadía. Porque solo los exploradores aventureros abren nuevas rutas.

¡A explorar sin temor al fracaso nuevas rutas para toda expresión artística se ha dicho!

Nuevo número de la revista ARTEZ


Visita nuestra librería online

Todos los libros de la editorial artezblai

NOVEDADES EDITORIALES

Los cinco continentes del Teratro

Querido lector, quisiera contarte aquí cómo nació la idea de este libro porque el origen, como sabes, es al mismo tiempo, el inicio y el fundamento. A fines del siglo pasado, estábamos sorprendidos de que nuestro libro El arte secreto del actor. Diccionario de antropología teatral –publicado por primera vez en 1983– continuara siendo editado y traducido en diferentes idiomas. Probablemente resultó eficaz su fórmula simple en la que textos e imágenes tienen la misma importancia, y uno constantemente remite al otro; las ilustraciones se volvían protagonistas para sostener un nuevo campo de estudios, la antropología teatral ideada por Eugenio. Si como estudioso del teatro yo había colaborado con la antropología teatral, ahora le pedía a Eugenio su participación en la vertiente de la Historia, con un libro que imaginábamos como un complemento del precedente. Aun teniendo que decidir toda la organización del libro, me respondió que era una buena idea y me propuso que los argumentos giraran en torno a las técnicas, nunca lo suficientemente estudiadas, de los actores.
Precio : Próximamente

Puntos de vista

Es un privilegio el poder dar a conocer el trabajo que desde finales de los años 60 Suzanne Osten ha desarrollado tanto en Suecia como en el resto del mundo, a través de presentaciones, giras, conferencias y workshops. El alcance de la obra de Suzanne se se debiera condensar en unas pocas palabras toda su obra hablaría de: riesgo, compromiso, comunicación, lucha y una inalterable apuesta por los olvidados dentro de los olvidados: los niños. Y junto a ellos los jóvenes. Es a ellos a los que Suzanne ha dedicado una enorme parte de su actividad creadora.
Precio : Próximamente

Poética del drama moderno

El objeto de esta obra es el de definir el nuevo paradigma de la forma dramática que aparece hacia 1880 y que continúa hasta hoy en las dramaturgias contemporáneas. Se tiende así un puente entre las primeras obras de la modernidad en el teatro como las de Ibsen, Strindberg o Chejov, y las más recientes, ya se trate de las obras de Heiner Müller, Bernard-Marie Koltès o Jon Fosse. Jean-Pierre Sarrazac desvela la dimensión rapsódica del drama moderna: una forma abierta, profundamente heterogénea, en la que los modos dramático, épico y lírico, e incluso argumentativo (el diálogo filosófico que contamina al diálogo dramático), no dejan de ensamblarse o de solaparse. Lejos de compartir las ideas de “decadencia” (Luckàcs), de obsolescencia (Lehmann) o de la muerte del drama (Adorno), Poética del drama moderno dibuja contornos, siempre en movimiento, de una forma la más libre posible, pero que no es la ausencia de forma.
Precio : Próximamente

La zanja

¿En qué momento compartimos el viaje que nos hizo ser tan iguales? ¿Cómo reprocharnos y atraernos tanto? La respuesta está en el tiempo pasado, en nuestros ancestros, en el recuerdo común que permaneció oculto. Porque en definitiva, hemos heredado las acciones de unos hombres sobre otros y las influencias sobre el colectivo. La Zanja refleja el encuentro entre dos mundos, ese ciclo infinito que se repetirá una y otra vez. Es un trabajo exhaustivo de creación, surgido de la documentación de las crónicas de la época y nuestros viajes al Perú actual.
Precio : 10€

Pasarela Senegal

En enero de 2007 el diseñador Antonio Miró presentó en la Pasarela de Barcelona un desfile no exento de polémica con ocho inmigrantes sin papeles y una escenografía con una patera y cajas. De tal acontecimiento le surge la idea de la obra a López Llera, quien, a raíz del suceso siente la necesidad de reflexionar sobre el papel del artista en la sociedad del espectáculo2, sobre la validez y efectividad de las denuncias sociales a través del arte y sobre el sentido de su propia escritura. La pieza constituye una magnífica denuncia dramática de la banalización de la cultura y del espectáculo.
Precio : 10€

Hacia una poética del arte como vehículo de Jerzy Grotowski

La reinvención de Pere Sais ondea en el título de la obra: Hacia una poética del arte como vehículo. Grotowski, como se sabe, imaginaba que la “cadena” de las performing arts podía mantenerse tensa entre dos extremos: el arte como presentación por una parte y el arte como vehículo en el extremo opuesto. Al hablar de poética del arte como vehículo se realiza un salto epistemológico.
Precio : 24€