Sidebar

21
Dom, Jul

Mirada de Zebra | Borja Ruiz

Leo en una revista científica que el llanto del bebé tiene una sonoridad particular capaz de activar en quién la escucha una inmediata reacción de miedo. Un miedo que a su vez dispara la alerta del oyente y lo prepara para hacer frente a cualquier peligro. Se trata de un estudio muy reciente que demuestra que el llanto de los recién nacidos tiene una cualidad acústica llamada dureza que es captada específicamente por una parte de nuestro cerebro. Es decir, que por muchos pensamientos que ocupen nuestra mente, siempre hay un hueco para percibir el aullido de un niño y poder reaccionar en consecuencia.

Leo en otro artículo científico que acaba de caer en mis manos que los bebés aprenden muy pronto a simultanear gesto y habla, y lo hacen además de forma muy precisa: siempre sincronizan la sílaba más fuerte de una palabra con el gesto de señalar (el primer gesto que el bebé aprende con clara intención comunicativa). En otras palabras, desde muy temprana edad entendemos que palabra y gesto, voz y cuerpo, van unidos.

En ambos estudios las capacidades de los bebes con su voz y sus gestos aparecen como una novedad científica. Sin embargo, cualquiera que haya convivido con bebés sabe no sólo que el llanto del bebé es capaz de ponerte en guardia por muy dormido que estés, sino que la voz del bebé atesora, desde que apenas está en el mundo, infinidad de matices que le ayudan a comunicarse con su entorno. En la voz de un bebe uno escucha, en ondulaciones agudas, la emoción de un descubrimiento; la rabia, en sonidos rasgados e hirientes, pero que nunca dañan su garganta; o la alegría en carcajadas que hinchan todo su cuerpo. Cualquiera que haya convivido con un bebé, también sabe que este pequeño ser no separa voz de cuerpo, ni palabra de gesto. El grito necesita de una articulación corporal precisa para poder llegar con mayor violencia a los tímpanos de quienes le rodean. Al mismo tiempo, una caricia delicada es acompañada con un sonido que se le corresponde en cualidad y energía. Y cuando saltan (literalmente) de alegría, emerge también un sonido que bota con ellos.

Resulta curioso que todas estas cualidades que en el bebé recién emergen y palpitan buscando un posterior desarrollo, en el adulto tiendan a permanecer apagadas. En un entorno ultratecnólogico, donde la comunicación cuerpo a cuerpo es una relación en extinción, el habla se vuelve un acto cerebral, desconectado del cuerpo y del gesto, un acto sin vida donde las palabras parecen caer directamente del cerebro abajo. El registro vocal, que tanto abarca en un bebé, aparece completamente constreñido en adulto que no ha entrenado su voz, sin apenas poder moverse de un registro de voz instalado en las cuerdas vocales, en una escala habitual que solo conoce dos colores: el habla cotidiana, y el grito.

En relación al uso de la voz en los adultos, este mes tuve la oportunidad de asistir a una clase magistral y una conferencia entorno a Roy Hart y su manera de afrontar el trabajo vocal, a cargo de Pantheatre. Volvía a revivir un trabajo vocal que durante años nos fue transmitido Juan Carlos Garaizabal, aunque desde otra perspectiva: la voz como vehículo infinito de expresión humana, llena de espacios, de recovecos sorprendentes, de matices; la voz capaz de conectar con experiencias íntimas, emocionales, donde los agudos y los graves no son sino puertas de sonido que se abren a vivencias de múltiples colores y texturas, placenteras a veces, desgarradoras otras, pero siempre desde el cuidado y la sensibilidad.

Esta investigación que llevó a cabo Roy Hart y que ampliaba de forma extraordinaria el registro vocal, se ha llamado frecuentemente "la voz de las ocho octavas". Decía Hart que esta voz de sonidos inimaginables no era propiedad exclusiva suya, sino que pertenecía a la humanidad. Lo que sucede es que la adaptación a la vida moderna, y también las clásicas técnicas de voz y canto, hacen que paulatinamente se pierda es infinita gama vocal. Hart buscó los caminos para recobrar esa capacidad vocal innata que posee el ser humano.

Ahora estoy en Kosovo, trabajando con varios artistas y con niños. Dentro del proyecto Nils Personne (gran músico sueco) y yo hemos asumido la parte musical y vocal. Nils habla de John Cage y de cómo podemos encontrar música en elementos que en apariencia no son instrumentos. En un sentido Cage invitaba a no olvidar la música que inadvertidamente nos rodea, de la misma manera que Hart invitaba a no olvidar la inmensa expresividad vocal que guardamos dentro . Mientras Nils tira de Cage, yo mantengo a Hart en mente, y trato de explorar con los niños, a través de un juego que implica voz y cuerpo, esas voces que hace tiempo no visitan. Buscamos que esta experiencia haga un hueco en su recuerdo lo suficientemente hondo para que aguante, al menos, las primeras tormentas de la desmemoria.

Nuevo número de la revista ARTEZ


Visita nuestra librería online

Todos los libros de la editorial artezblai

NOVEDADES EDITORIALES

Los cinco continentes del Teratro

Querido lector, quisiera contarte aquí cómo nació la idea de este libro porque el origen, como sabes, es al mismo tiempo, el inicio y el fundamento. A fines del siglo pasado, estábamos sorprendidos de que nuestro libro El arte secreto del actor. Diccionario de antropología teatral –publicado por primera vez en 1983– continuara siendo editado y traducido en diferentes idiomas. Probablemente resultó eficaz su fórmula simple en la que textos e imágenes tienen la misma importancia, y uno constantemente remite al otro; las ilustraciones se volvían protagonistas para sostener un nuevo campo de estudios, la antropología teatral ideada por Eugenio. Si como estudioso del teatro yo había colaborado con la antropología teatral, ahora le pedía a Eugenio su participación en la vertiente de la Historia, con un libro que imaginábamos como un complemento del precedente. Aun teniendo que decidir toda la organización del libro, me respondió que era una buena idea y me propuso que los argumentos giraran en torno a las técnicas, nunca lo suficientemente estudiadas, de los actores.
Precio : Próximamente

Puntos de vista

Es un privilegio el poder dar a conocer el trabajo que desde finales de los años 60 Suzanne Osten ha desarrollado tanto en Suecia como en el resto del mundo, a través de presentaciones, giras, conferencias y workshops. El alcance de la obra de Suzanne se se debiera condensar en unas pocas palabras toda su obra hablaría de: riesgo, compromiso, comunicación, lucha y una inalterable apuesta por los olvidados dentro de los olvidados: los niños. Y junto a ellos los jóvenes. Es a ellos a los que Suzanne ha dedicado una enorme parte de su actividad creadora.
Precio : Próximamente

Poética del drama moderno

El objeto de esta obra es el de definir el nuevo paradigma de la forma dramática que aparece hacia 1880 y que continúa hasta hoy en las dramaturgias contemporáneas. Se tiende así un puente entre las primeras obras de la modernidad en el teatro como las de Ibsen, Strindberg o Chejov, y las más recientes, ya se trate de las obras de Heiner Müller, Bernard-Marie Koltès o Jon Fosse. Jean-Pierre Sarrazac desvela la dimensión rapsódica del drama moderna: una forma abierta, profundamente heterogénea, en la que los modos dramático, épico y lírico, e incluso argumentativo (el diálogo filosófico que contamina al diálogo dramático), no dejan de ensamblarse o de solaparse. Lejos de compartir las ideas de “decadencia” (Luckàcs), de obsolescencia (Lehmann) o de la muerte del drama (Adorno), Poética del drama moderno dibuja contornos, siempre en movimiento, de una forma la más libre posible, pero que no es la ausencia de forma.
Precio : Próximamente

La zanja

¿En qué momento compartimos el viaje que nos hizo ser tan iguales? ¿Cómo reprocharnos y atraernos tanto? La respuesta está en el tiempo pasado, en nuestros ancestros, en el recuerdo común que permaneció oculto. Porque en definitiva, hemos heredado las acciones de unos hombres sobre otros y las influencias sobre el colectivo. La Zanja refleja el encuentro entre dos mundos, ese ciclo infinito que se repetirá una y otra vez. Es un trabajo exhaustivo de creación, surgido de la documentación de las crónicas de la época y nuestros viajes al Perú actual.
Precio : 10€

Pasarela Senegal

En enero de 2007 el diseñador Antonio Miró presentó en la Pasarela de Barcelona un desfile no exento de polémica con ocho inmigrantes sin papeles y una escenografía con una patera y cajas. De tal acontecimiento le surge la idea de la obra a López Llera, quien, a raíz del suceso siente la necesidad de reflexionar sobre el papel del artista en la sociedad del espectáculo2, sobre la validez y efectividad de las denuncias sociales a través del arte y sobre el sentido de su propia escritura. La pieza constituye una magnífica denuncia dramática de la banalización de la cultura y del espectáculo.
Precio : 10€

Hacia una poética del arte como vehículo de Jerzy Grotowski

La reinvención de Pere Sais ondea en el título de la obra: Hacia una poética del arte como vehículo. Grotowski, como se sabe, imaginaba que la “cadena” de las performing arts podía mantenerse tensa entre dos extremos: el arte como presentación por una parte y el arte como vehículo en el extremo opuesto. Al hablar de poética del arte como vehículo se realiza un salto epistemológico.
Precio : 24€