Críticas de espectáculos

De vuelta a los felices 20

¿Una época que se sueña o un viaje al pasado? ¿Es una premonición de lo que vendrá o un deseo inevitable? César sueña para protagonizar una historia que quedó inconclusa en su vida y como en todos los desvaríos de la mente, se entrecruzan historias de encuentros, desamor y reconciliación, con gánsteres y riesgos. En esa dimensión onírica, parecida al crepúsculo, todo es posible.

En la soledad de su habitación, César toca su lista de reproducción favorita de diversos autores: Ely y las Luciérnagas, Verde 70, Queen, Sergio Sacoto, Soda Stereo, Estereo Humanzee, Sexteto Mayor, Jigger, Michael Jackson, Stevie Wonder ft. Ariana Grande y Darío Castro. Se queda dormido y su somnolencia lo lleva a la penumbra de un bar subterráneo donde, luego de un momento de confusión, decide llevarle el juego al destino. Asume su rol de camarero y desde allí observa el movimiento de la noche. Llegan al bar muchachas y muchachos para divertirse en lo que parece ser un viaje en el tiempo a los felices años 20. Hay mucho baile, en diversos estilos, jazz, contemporáneo, neoclásico y por supuesto, el foxtrot, tan típico de esa época. Allí se encuentra con Marina con quien el flechazo es instantáneo. Lamentablemente, Marina es novia de Santiago, el mafioso más peligroso del lugar.

“Hora Cero” resulta ser la reunión y conjugación de varios talentos dancísticos y actorales. La presentación de cada bailarín está pensada para dar lo mejor de sí en cada uno de los estilos. Nixon Quishpe y María García se distinguen por su dominio y expresión corporal sobre el escenario. Resalta también la presentación en vivo de Ely y las Luciérnagas, y del pianista Wilman Palacios. La escenografía es adecuada y está bien representada: un video simula unas ventanas dispuestas a la altura de la calle. El mobiliario está bien ubicado y la iluminación resalta cada escena. El vestuario y los peinados sí necesitan estar más acordes a la época que representan. La narrativa habría resultado mejor de estar enfocada en una sola historia principal que incluyese la participación o relación de los protagonistas.

hora cero 2
Hora cero

Es, en definitiva, una obra jovial, muy viva, con ciertos momentos que conmueven y otros que divierten. Se puede disfrutar de una gran colección de estilos dancísticos, musicales, y de la estupenda ejecución de movimientos y expresiones. Siempre es bueno el poder pausar la realidad con una ilusión, y así poder soñar con ser un héroe y encontrar un amor verdadero; y mucho mejor si podemos bailar a lo largo de ese camino de descubrimiento.

Paulina Soto-Aymar

FICHA ARTÍSTICA

Espectáculo: Hora Cero – Dirección artística: Carolina Napoleoni, David Arias – Coreografía: David Arias – Maestra de baile: Carolina Napoleoni – Producción: Cuerpos Danza – Iluminación: Jorge Gutiérrez – Diseño de audiovisuales: Carlos Daniel González – Elenco: César: David Arias; Marina: Carolina Napoleoni; Santiago: Nixon Quishpe; Becky Parker: Rebeca Matute; Nicholas Barrow: Francel Vargas; Barman: Adrián Ordónez; bailarines y bailarinas de Cuerpos Danza: María García, Diana Matamoros, María Emilia Rodríguez, Tania Pineda, Patricia Ocampo, Geovanna Vivanco, Nahomi Cabrera, Juan Sebastián Peralta, Segundo Espinoza, Paúl Landy; actores: Jorge Loaiza, Juan Diego Burneo – Música: participación especial de Ely y las Luciérnagas – Fotografía: Wilson Castillo – Lugar: Teatro Nacional Benjamín Carrión Mora – Fecha: 2 de diciembre 2021 – Hora: 20:00.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba