Sidebar

12
Jue, Dic

Críticas de espectáculos

Esta es la sección para publicar las críticas de espectáculos de teatro, danza, música, circo, etcétera, así como opiniones sobre las realidades de las artes escénicas de cualquier parte del mundo.
Tú puedes escribirla, enviándola a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. y te la publicaremos.
Por razones obvias, no se aceptarán textos insultantes, descalificadores ni de autopromoción.
ARTEZBLAI no se hace responsable de las opiniones vertidas y firmadas por sus autores o autoras. Y la valoración de cada espectáculo es realizada por quien ha escrito la crítica y no corresponde a una postura oficial de ARTEZBLAI.

 

Farsa del cártel para la Fe

La Fe se tiene o no se tiene porque no es una cuestión de la razón. Para los cristianos, la fe es un don de Dios y, por lo tanto, excluyente a un buen número de personas. No obstante, tanto los creyentes como los infieles, el ser humano tiene la necesidad sicológica de componer una cosmogonía con la que pueda justificar su existencia y evolución. Y, por si la cosa no tuviera una comprensión fácil, las últimas investigaciones científicas plantean el origen del universo en los agujeros negros, en el big bang, en la teoría de la relatividad.

Leer más...

Panoplia de humanas emociones

Adaptar para las tablas una novela-río con las características de El Conde de Montecristo; de amplia raigambre e infinitas versiones; que forma parte del acervo cultural de un sinnúmero de lectores, cuyos personajes son iconos dentro del inconsciente colectivo, como lo son otros tantos a los que la literatura (y sus posteriores adaptaciones) han dotado de vidas y espacio en nuestro mundo, es empresa arriesgada. 

Leer más...

Un espejo en el que mirarse como sociedad

Esculpe como un hombre. La tragedia femenina, a lo largo de los siglos, ha sido recorrer siempre el sendero detrás del género masculino. No a su lado, como iguales. Nannerl, la hermana de Mozart componía y tocaba como un hombre; Mary Shelley tuvo que esconder la autoría de su Frankenstein, alabado hasta que se desveló que lo había escrito una mujer. A lo largo de la historia, la mujer ha tenido que caminar de la mano (o detrás) del varón, viendo cómo su pasión era apagada de raíz, su ímpetu creador pisoteado, y sus ansias de liberación sometidas por la estructura social patriarcal. En algún caso, como el de Nannerl, ni siquiera nos queda la posibilidad de descubrir ocultas algunas de sus creaciones. Condenada al matrimonio, ya que cobrar por la música en aquella época se consideraba el equivalente de la prostitución.

Leer más...

Dinámico pretexto lector

A vueltas con los clásicos otra vez. Aunque suene a sarcasmo no era ésa la intención. Pero observando las programaciones de festivales, muestras y ferias de teatro, aparte de la cartelera comercial, se ven innumerables textos clásicos más o menos –mejor o peor– adaptados, unos para el lucimiento del director y artistas bien pagados con dineros institucionales, otros por la osadía o la ignorancia o el afán de investigar nuevos caminos; y en los clásicos que aparecen en ferias suelen tener un marcado sentido didáctico pensando, seguramente, en el público joven que tan huérfano de producción teatral está, por lo que siempre son bienvenidos los montajes pensados en la juventud.

Leer más...

Ñoña Inés - Cíclica Teatro

Jornada para la humildad

En los festivales, ferias y muestras de artes escénicas suelen coincidir espectáculos que llegan precedidos de un prestigio y bondades artísticas fuera de lo común. Por lo general, son montajes de medio y gran formato que cuentan con presupuestos económicos generosos y están avalados tanto por sus trayectorias históricas como por una buena campaña de promoción. Y, en la mayoría de los casos, el resultado es más que digno, no defraudan, aunque pequen de presunción.

Leer más...

Jugar a jugar

El teatro, en sentido genuino, consiste en un juego de convencionalismos que, sin necesitar de un pacto previo, los intérpretes y el público aceptan en toda su extensión. Quienes actúan, la escenografía, y todos los elementos tanto sonoros como visuales poseen unos códigos expresivos que, en la mayoría de los casos, son aceptados y descodificados por el espectador medio. Los británicos utilizan el término “play” para hablar de teatro, jugar.

Leer más...